5 calles con mucho encanto de Valencia
junio 26, 2017
6 lugares en los que desconectar en Valencia
agosto 17, 2017

3 puentes bonitos que puedes ver en Valencia

 

Si algo se caracterizan los pueblos y ciudades que tienen río es por sus puentes. Estas construcciones son las responsables de unir lugares divididos en dos por “culpa” del paso de un río. En Valencia, el antiguo cauce del río Turia, ahora convertido en el parque urbano Jardín del Turia, cuenta hasta con una veintena de puentes que lo cruzan. En este artículo, os traemos 3 puentes bonitos que puedes ver en Valencia.

Puente del Mar

El Puente del Mar es uno de los puentes históricos que perduran en Valencia a día de hoy. Su construcción se realizó en el siglo XIV, aunque a lo largo de los años y los diversos acontecimientos ha ido variando los materiales que lo cimentan y sostiene.

Durante varios siglos, este puente era la vía principal de comunicación entre el puerto y la ciudad. En el siglo XIX, el tranvía cruzaba este puente, hasta que en 1926 se construyó el puente de Aragón y todo su tráfico se derivó a este cercano puente.

Actualmente, es uno de los puentes completamente peatonales de Valencia. Destaca sus grandes escalinatas de acceso. El puente del Mar comunica la plaza de América con el paseo de la Alameda.

Puente del Reino

Este puente es uno de los más peculiares de la ciudad, además de nuevos, puesto que su construcción se realizó en el último suspiro del siglo XX, en el años 1999. Este puente también es llamado “puente de las gárgolas”, debido a las cuatro grandes gárgolas de estilo gótico que están en los extremos del puente, pareciendo así las guardianas del puente.

Este puente es el más largo de Valencia, y queda al paso del parque de Gulliver. Este puente conecta la Avenida de Francia y la Avenida Reino de Valencia, trazando una línea transversal sobre el Jardín del Turia.

Puente de las Flores

Uno de los puentes más nuevos de la ciudad es el Puente de las Flores, abierto al público a finales de 2002. Homenajea a Valencia, tierra de flores. La característica principal de este puente es, como bien indica su nombre, las flores.

El puente cuenta con una vía para tráfico en el medio y dos pasos peatonales en ambos lados, decorados con multitud de flores que hacen de este puente una parada casi obligada a los visitantes de la ciudad. El puente de las Flores conecta directamente la calle Navarro Reverter, junto a Plaza de América, y el Paseo de la Alameda.