9 de los edificios más antiguos de Valencia
mayo 25, 2017
3 puentes bonitos que puedes ver en Valencia
julio 20, 2017

5 calles con mucho encanto de Valencia

 

Hoy os traemos un plan perfecto para estos días y es pasear por algunas de las calles más bonitas y con más encanto que tiene Valencia. Un plan perfecto para poder perdernos y enamorarnos más de esta preciosa ciudad.

Valencia es una ciudad mediterránea que se abre al mar que combina perfectamente su tradición histórica y la modernidad de su arquitectura. Pasear por sus calles es disfrutar de una experiencia única y muy enriquecedora.

Y qué mejor forma para descubrirla que recorriendo sus calles. Así que, ponte tus zapatillas y gafas de sol y ¡acompáñanos!

Calle La Paz

La calle de la Paz es una de las principales arterias urbanas de Valencia. Tiene 16 metros de anchura, y une la plaza de la Reina con los jardines de la Glorieta y el Parterre, ofreciendo al fondo una bella perspectiva de la torre de Santa Catalina.

Esta preciosa vía fue construida en el siglo XIX bajo la línea del urbanismo decimonónico francés y que transformó esta parte de la ciudad, atrayendo al comercio y convirtiéndose en lugar de residencia de la clase burguesa.

En un detenido paseo puedes admirar los bellos detalles ornamentales de las fachadas, como las molduras que decoran los balcones y los torreones. Se recomienda recorrerla lentamente para saborear todos los detalles impregnados de historia y de arte.

La Calle Caballeros

 

Recomendamos fervientemente que os perdáis por las callecitas que forman el barrio del Carmen, pero en este caso hemos elegido una de las arterias de este maravilloso barrio.

La calle Caballeros es una vía histórica del centro de Valencia. Se considera una de las calles más antiguas de la ciudad, ya que coincide con el decumano de la vieja ciudad romana. Recorre desde la plaza de la Virgen de los Desamparados hasta la plaza del Tossal.

Actualmente es una calle muy conocida por sus restaurantes y bares, pero su valor histórico y artístico se basa en ser el centro de concentración del poder de la ciudad al menos en sus momentos más destacados.

A lo largo de la calle se concentraron los palacios de las principales familias valencianas, que rivalizaron en la esplendorosidad de sus edificios góticos. También podemos encontrar el Palacio de la Generalitat, la iglesia de San Nicolás, el teatro Talía, restos de la antigua muralla árabe, el Palacio de Malferit y muchísimos más puntos que te recomendamos que descubras.

Regne de Valencia

Esta avenida fue inaugurada en 1932 y ha tenido varios nombres distintos como avenida 14 de abril, Victoria Eugenia, Avenida de José Antonio y Antic Regne de València en 1979, hasta que en 1992 se bautizó como Avenida Regne de Valencia.

Pasearás entre palmeras e hibiscus, junto a terrazas y edificios art nouveau y modernistas enriquecidos con miradores, fojas en balconadas, templetes y cúpulas. No extraña que algunas fachadas como la número 58 se iluminan por la noche, para resaltar los relieves de Cervantes y escenas del Quijote.

Como dato curioso destacar que en esta avenida tuvieron lugar los desaparecidos cines Tyris, que actualmente es un gimnasio, o los cines ABC Martí donde se halla la Escuela de Artesanos.

Sorni

En el año 1865 se derribaron las murallas cristianas de la ciudad de Valencia y se creó un proyecto de expansión urbanística diferente a lo que se había hecho hasta ese momento, se diseñaron calles con un  trazado en cuadrículas y con enormes manzanas al estilo de las ciudades europeas de ese momento. Y entre ellas nació la Calle Sorní, con inicio en la calle Colón y fin en la plaza América en el río Turia y el puente del mar.

En esta calle podemos observar algunos de los edificios del arquitecto José Manuel Cortina, como la destacada “casa de los dragones”, en la intersección con la calle Jorge Juan. Recomendamos pasear por una de las calles plagadas de edificios interesantes y privados, que forman parte de la muestra del modernismo existente en Valencia.

Literato Azorín

No podía faltar destacar una calle de Ruzafa, actualmente el barrio de moda de Valencia, o como muchos llaman, el Soho valenciano. Zona de una fuerte tradición fallera y uno de los enclaves más importantes de la semana josefina.

Pero no podemos olvidar esta preciosa calle el resto del año, con una gran oferta gastronómica y cultural.

Esta calle, junto a sus adyacentes, fueron proyectadas a partir de 1887, tras la inclusión del municipio independiente de Ruzafa a la ciudad de Valencia. Se edificó bajo una manzana ochavada, con patio central sobre una malla rectangular.

En este proyecto, la calle Literato Azorín, secciona el viejo casco de Ruzafa, iniciando un proceso de desaparición del antiguo poblado, del que queda únicamente la iglesia de San Valero.

Desde su construcción, en los años veinte y treinta, sobre los antiguos solares del trazado ferroviario, y prácticamente inalterada, constituye un adecuado muestrario de la heterogénea arquitectura valenciana de la época.